2. Proporcionarles alimentos frescos y agua

Aunque las aves pueden encontrar gran cantidad de comida en la naturaleza durante el verano, les encantan las semillas frescas, y una fuente de agua dulce es muy importante también. Si tienes un sitio para que se bañen, cerciórate de limpiarla regularmente, y mantenerla llenada con agua fresca. Si tienes contenedores con comida para ellos, intenta limpiarlos a menudo y el agua debes sustituirlo antes de que comience a fermentar (estimar 3-5 días dependiendo de la exposición del sol / calor).

3. Mantén a los gatos y perros alejados de las aves

Sí, a tu gato favorito, sin duda, le gusta pasear por el exterior, pero los gatos libres son responsables de la muerte de miles de millones de aves cada año, y los más vulnerables a sus ataques son los novatos, ya que pasan mucho tiempo en el suelo y no son lo suficientemente fuertes (o lo suficientemente rápidos) para volar a la primera señal de peligro. Si tienes que dejar a tu gato fuera, ponle una campana en su collar para que los pájaros les escuchen y puedan huir.

4. Deja que tu tierra sea un poco silvestre

Las plantas autóctonas pueden proporcionar grandes fuentes de alimento y refugio para las aves durante todo el verano y el otoño, así que puedes “descuidar” parte de tu jardín por el bien del bienestar de las aves (es también una gran excusa para evitar cortar todo el césped …) Las plantas autóctonas que producen semillas, son de gran beneficio, al igual que las que atraen a los insectos polinizadores de los que se alimentan muchas aves. Trata de no cortar tus árboles hasta el otoño para que no moleste a los pájaros que anidan y evita cortar grandes campos o bordes de caminos hasta mediados de agosto: las aves que anidan en el suelo, así como los conejos, serán vulnerables durante todo el mes de julio.  

5. Se amable con tus vecinos

Los propietarios de viviendas (e incluso los inquilinos) a menudo se frustran cuando los nidos aparecen en los aleros, luces del porche y garajes, y muchas personas golpean estos nidos porque sus pequeños vecinos son considerados “plagas”. Si un nido aparece en algún lugar alrededor de tu casa, piensa que los pájaros que viven en ellos se habrán ido en sólo unas pocas semanas, y mientras están alrededor, comen cientos de insectos todos los días, incluidos los mosquitos que de otro modo te picarían a ti. Una vez que estés seguro de que los pájaros se han ido, puedes quitar los nidos para desalentar a los parásitos y depredadores.

 

6. No pongas veneno.

Incluso los pesticidas y los herbicidas etiquetados como “seguros” dañarán a todos los seres vivos alrededor de ellos, incluyendo las aves. Considera el círculo de la vida: las aves comen insectos y semillas, por lo que cuando rocíes pesticidas y otros venenos alrededor, lo más seguro es que un montón de insectos caigan muertos … luego se los comerán los pájaros y estos alimentarán a sus polluelos, matando generaciones enteras de pájaros cantores. Mantente alejado de los neonicotinoides, o “neónicos”, ya que son letales para los pájaros, las abejas y las mariposas, incluso en pequeñas cantidades.

 

7. Deja de utilizar globos

Aunque los globos son muy populares para todo tipo de celebraciones, estas decoraciones burbujeantes son letales para las aves. Pueden intentar comer globos desinflados y morirse de hambre por obstrucciones intestinales, o se enredan y son estrangulados por las largas cintas. Los globos también pueden romper las vías fluviales y los detritus son tragados por las aves marinas, incluidas las especies en peligro de extinción. Si realmente no puedes evitar una pelea de globos de agua en un día caluroso, por favor asegúrate de recoger todos los pedazos rotos cuando hayan terminado de jugar.

8. Apaga las luces al aire libre

No sólo las luces al aire libre gastan energía cuando se dejan toda la noche, sino que también interfieren con las aves nocturnas, especialmente durante la migración. Las aves pueden desorientarse, perder su camino, y terminan golpeandose en ventanas y edificios. Instala sensores de movimiento para las luces exteriores o bien utiliza luces LED azules o verdes que no distraigan ni confundan a las aves nocturnas.

9. Se un Pescador Responsable

Las aves acuáticas que anidan cerca de la costa pueden abandonar sus huevos si se interrumpen por la excesiva actividad de navegación, por lo que si notas una bandada de aves cerca de la orilla, aléjate de ellos. Si estás pescando, asegúrate de echar todos los materiales desechables de pesca a la basura, ya que las redes y los sedales perdidos son las principales causas de las muertes de aves acuáticas. Utiliza artes de pesca sin plomo para que no terminen envenenando a las aves que ingieren señuelos perdidos, y si por alguna causa, accidentalmente enganchas un pájaro, no cortes el sedal. En su lugar, corta la lengüeta del anzuelo y empuja hacia atrás para quitárselo, luego lleva al pájaro a un centro de rehabilitación, si está gravemente herido.

 

No se necesita un gran esfuerzo, la mayoría de los ejemplos anteriores sólo requieren un poco de conciencia y responsabilidad. Las aves mantienen a las poblaciones de insectos en jaque, ayudan a polinizar las plantas de frutas y hortalizas, llevan (y depositan) semillas, manteniendo así la biodiversidad. Asegurémonos de que cuidamos mejor a estos seres dulces y frágiles.

Fuentes :Via The American Bird Conservancy

                  http://inhabitat.com/